5 datos curiosos de los platillos más mexicanos

Septiembre es el mes patrio por excelencia. En estos días, en especial los primeros 15, son el pretexto ideal para conmemorar la fusión gastronómica y celebrar nuestras tradiciones mediante la música, la vestimenta y el folclor que nos caracteriza.

En 2010, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) declaró a la cocina mexicana como Patrimonio Cultural de la Humanidad debido a su creatividad y diversidad, pero, sobre todo, por la trascendencia de su sazón único, que se mantiene tras el paso de las generaciones.

Próximos a la celebración de uno de los sucesos más importantes dentro de la historia de México, La Costeña® nos comparte algunos datos que quizá desconocías sobre algunos de los platillos que más se consumen durante esta temporada. 

Chile en nogada

Historiadores afirman que este platillo fue inventado por las madres del Convento de Santa Mónica en 1821, con el propósito de celebrar el cumpleaños de Agustín de Iturbide. Los colores emblemáticos de este alimento, que además representan la bandera de México, están presentes en los ingredientes principales como el chile, la nogada y los granos de granada, que hacen una combinación de sabores inigualable.

El Mole

Foto: Garrett Ziegler

Viene de la palabra náhuatl mulli, la cual hace referencia al verbo “moler” en español, esto debido a la manera de preparación de los ingredientes, entre los cuales abundan una gran variedad de chiles y semillas. Incluso, se descubrieron textos antiguos durante la Época de La Nueva España, donde relatan cómo es que le era servido este guiso a Moctezuma.

Frijoles charros

Considerados como uno de los platillos estrella de la cocina mexicana, los frijoles charros son preparados con frijoles bayos, cebolla, ajo, chile, tocino y salchicha, lo que le da un toque reconfortante típico de los hogares mexicanos. Además, son ideales para acompañar una orden tacos o para degustarse como sopa.

Este platillo es más popular en la zona norte del país, pero también cada estado tiene su propia forma de prepararlos.

Pozole

Una creación 100% mexicana, la cual evolucionó en sus ingredientes como fruto de la mezcla de culturas. Los relatos de misioneros españoles de aquella época, cuentan que a Moctezuma se le servía el pozole con el muslo de algún prisionero sacrificado, en especial en las celebraciones a Tonatiuh.

En la actualidad, puede ser preparado de distintas formas, ya sea pozole blanco, rojo o dependiendo de la región, sin embargo, lo que nunca puede faltar son los granos de maíz, el cual lleva un proceso especial conocido como la “nixtamalización” lo que da ese sabor y textura única al maíz.

Pambazos

Originario del Estado de Veracruz, fue nombrado como “El Capricho de la Emperatriz” por ser el platillo favorito de Carlota de México en la época del Virreinato. En la actualidad, los pambazos son un ícono de la comida callejera en México por su exquisito sabor, gracias a la salsa de guajillo y su relleno de papas con chorizo, lechuga, queso y crema.

Ahora que ya conoces un poco más sobre el origen de tus platillos favoritos, puedes prepararlos con los productos de La Costeña®, que por su selección de ingredientes de la más alta calidad le siguen dando ese sabor tradicional de los platillos mexicanos.

Más en JustBe México: Tacos Campechanos para estas fiestas patrias

Hugo González
Soy periodista y Locutor. Soy uno con la fuerza y la fuerza me acompaña... Me encanta la fotografia, la radio y la producción. Soy amante del Beisbol, le voy a los Tigres y a los Dodgers y en el Fucho a mis Pumas, como no los voy a querer.