Aprovechar las herramientas para el avance del país

El humano históricamente ha aprovechado las herramientas disponibles en cada época para realizar mejor sus actividades y así mejorar los resultados de su trabajo. Desde que los antiguos primates comenzaron usando huesos a manera de martillos hemos encontrado diferentes utensilios que utilizamos en el día a día y que a su vez dan paso a otro tipo de herramientas.

Hace años que no usamos huesos

Si estás usando huesos como herramientas de trabajo, o estás muy atrasado o tu trabajo puede ser muy divertido. Para todos los demás, la principal aliada en nuestro trabajo diario es una computadora. Todavía en las últimas dos décadas del siglo pasado los ordenadores eran equipos que en el mejor de los casos estaban conectados con las otras “compus” de la misma oficina y a partir de los últimos años de la década del 90 y lo que lleva este siglo, además, el internet es parte fundamental de nuestras labores. Existen también, los trabajos de alta especialización que requieren características específicas de procesamiento, memoria, etc.

Recientemente se dio a conocer que la Secretaría de Energía quitó computadoras a sus empleados, no es que se las hayan quitado para meterlas en bodegas o para venderlas, es usual que los equipos de cómputo de las dependencias de gobierno sean otorgados a través de concesiones o de planes de renta que al renovarse, se cambian los equipos. Por lo que en esta ocasión todo indica que al terminarse el contrato, se decidió por no actualizar el contrato. La semana pasada se informó que la Secretaría del Trabajo haría lo mismo.

Según las cifras del INEGI, en México, en 2019, menos de la mitad de los hogares cuenta con una computadora, cifra que se redujo entre 2015 y 2019. Esto quiere decir que los mexicanos o no están preocupados por tener una computadora personal y esto puede ser agravado por el crecimiento en el uso de dispositivos móviles, o no tienen los recursos suficientes para obtener una, que en este caso y con la pandemia puede haber sido un reto principalmente en las casas con niños en edad escolar y que han requerido tomar clases a distancia.

Nuestra aliada básica

Aquellos que trabajamos por nuestra cuenta de forma parcial o total, se vuelve una necesidad de primera mano, es probablemente lo primero que se compra para poder realizar nuestras labores. Sin embargo, cuando uno entra a trabajar a cualquier lugar, ya sea del ámbito privado o público, de lo primero que nos entregan, es un equipo de cómputo.

Mientras más especializado sea el trabajo, más importante será el equipo que nuestro empleador solicite para nosotros, es cierto que hay mucho trabajo del día a día que con una computadora con configuración media saldrá sin problema, pero el requerimiento sigue ahí.

Al día de hoy pedir a una persona que trabaja en una oficina que lo haga sin equipo de cómputo es como pedirle a un agricultor que realice su labor sin arado o sin tractor.

Más en JustBe México: Un monstruo llamado digital

Aquí se ha hablado mucho sobre la digitalización y el aprovechamiento de la tecnología, es por eso que siempre aplaudiremos las medidas como la licencia de conducir digital y pediremos que se reconsidere la medida tomada por la Secretaría de Energía y la Secretaría del Trabajo y que podrían adoptar otras tantas. Al solicitar que los empleados lleven sus computadoras, compartan sus equipos o paguen por mantener con el que trabajan actualmente, se limita y entorpece el crecimiento.

En fin, como hemos dicho antes, es por el bien y el avance del País.

Sergio Armenta
Periodista y evangelizador de WordPress, bajista de Amity, amante de los gadgets y los legos. Pumas, Lakers, McLaren.