Blue Monday, la resaca de emociones de año nuevo

Las fiestas decembrinas han terminado, las carreras por comprar regalos, cocinar la cena, las posadas, las citas con amigos y familiares, ya concluyeron. Ahora, ha comenzado un nuevo año y con este mismo el regreso a clases, las labores profesionales y del hogar.

Ante tal catarsis de emociones, se le ha llamado Blue Monday al tercer lunes de enero de cada año nuevo, según esto como el día más triste del año.

Esta fecha tiene diversas historias de origen, sin embargo, la más apegada se determinó gracias a un experto en motivación llamado Cliff Arnall, un exprofesor de un centro de estudios adjunto a la Universidad de Cardiff en Reino Unido.

La conclusión se derivo a que en esta fecha comenzamos a reflexionar sobre los excesos que se tuvieron, así como los gastos o deudas generadas, el surgimiento de dudas existenciales de quienes somos y a dónde vamos, incluso los factores climáticos pueden llegar a influir.

Ante esta situación, Reyna Khabie, directora y fundadora de Emotions Life Center, externó su preocupación ante esta situación y resaltó “como coloquialmente se habla, nos está comenzando a caer el veinte de lo que hicimos el mes pasado, a lo mejor se nos pasaron las copas y ofendimos a alguien, no tuvimos la solvencia para los regalos y la cena y tuvimos que pedir prestado y llegó el momento de pagar. Es decir, ahora tenemos una mezcla de emociones que, si no son bien llevadas, pueden detonar un gran problema”, destacó.

Es importante hacer una revisión no solo de la cartera, sino también de las emociones que se generan ante una problemática y sobre todo saber como enfrentarnos a una emoción incomoda, ya que, al no ser atendidas de manera oportuna, puede desencadenar otro tipo de situaciones como problemas de salud mental y adicciones.

Entre los principales trastornos mentales causados por un mal manejo de emociones se pueden encontrar las siguientes: depresión, ansiedad, estrés, trastorno del sueño, cambios extremos de humor, entre otros. Los cuales muchas personas comienzan a automedicarse o buscando otros escaparates para evadir la realidad, algunas veces generando adicción a medicamentos o incluso a cierto tipo de actividades para “anestesiar” el problema.

Ante los primeros signos de alerta como evasión, falta de interés, irritabilidad, falta o exceso de apetito, es necesario consultar a un especialista que nos ayude a canalizar y salir adelante.

TAMBIEN PUEDES LLER EN JUSTBE MÉXICO: Cumple tus propósitos fit con ayuda del Reto Silk

Hugo González
Soy periodista y Locutor. Soy uno con la fuerza y la fuerza me acompaña... Me encanta la fotografia, la radio y la producción. Soy amante del Beisbol, le voy a los Tigres y a los Dodgers y en el Fucho a mis Pumas, como no los voy a querer.