Cocina en familia estas vacaciones

Cocinar es una actividad en la que la paciencia, la coordinación y el trabajo en conjunto se pone a prueba en una familia, pero cuyos resultados finales, todos amarán y harán que todos aprecien más cada platillo ¡Inténtelo!

Además de una buena opción para entretenerse  en casa, cocinar en familia significa, más que preparar alimentos, una convivencia saludable, en el que se aprende a trabajar en equipo, a coordinar actividades y sobre todo, conocer los gustos de los demás. En el caso de los pequeños, resulta ser una buena dinámica en la que descubrirán y desarrollarán talentos que no sabían que tenían.

Sin necesidad de hacerlo a diario, la tienda en línea Coppel.com resalta 4 aspectos positivos de dedicar parte del calendario familiar a esta actividad, al menos tres veces al mes o incluso, un día a la semana y además, te sugiere algunos sitios y Apps en dónde hallar recetas fáciles y nutritivas para todos.

1.- La cocina se vuelve un punto de encuentro.

Desde llegar a acuerdos sobre lo que se quiere probar, así como de lo que es bueno en términos de salud para todos, hasta experimentar con nuevos sabores, recetas y combinaciones. Ponerse en el mismo canal y luego repartir cada actividad, quizá será todo un reto que requerirá paciencia, pero que una vez superado, hará que todo fluya.

Como tip para agilizar el proceso de llegar a acuerdos, organícense por lo que mejor saben hacer y de vez en cuando, intercambien roles para que las destrezas que no se tengan, puedan ser aprendidas.

2.- Los más pequeños comienzan a saber elegir y a establecer prioridades.

Actividades como la planeación del menú, la organización de las compras y preparación, así como la elaboración de platillos, implica organización y coordinación que, en los más pequeñitos harán que incremente su motricidad.

Preguntar antes de dividirse las tareas será lo mejor y un adulto debe liderar el manejo de enseres domésticos que puedan resultar peligrosos (como cuchillos, ralladores, todo lo que implique temperatura y manejo de aceite).

Además, ¿Quién no se ha enfrentado al desconocimiento sobre cómo usar ciertos aparatos o utensilios de cocina, como extractores, hornos y hasta cafetera? Es un muy buen momento para que todos se instruyan y se hagan más independientes. Y si te hace falta alguno, en Coppel.com puedes encontrar todo lo que necesites.

3.- Se reconoce la dedicación y esfuerzo.

Al término de la jornada culinaria, no solo habrá hambre y antojo, también un ambiente de triunfo, porque aunque haya sido un plato sencillo, todos habrán aportado algo y el resultado será un buen desempeño de todos; algo que aumenta el autoestima y confianza en uno mismo.

4.- Todos se involucran en el bienestar del otro.

Preparar platos sabrosos no está peleado con lo nutritivo, es preciso tomar en cuenta si alguno de los integrantes de la familia tiene alergias a alimentos o padecimientos como obesidad, diabetes o hipertensión, para elaborar algo saludable que, al tiempo de mostrar cariño y cuidado hacia él, mostrará solidaridad y empatía.

Más en JustBe México: Prepara un revuelto de tofu, un patillo lleno de nutrientes

Hugo González
Soy periodista y Locutor. Soy uno con la fuerza y la fuerza me acompaña... Me encanta la fotografia, la radio y la producción. Soy amante del Beisbol, le voy a los Tigres y a los Dodgers y en el Fucho a mis Pumas, como no los voy a querer.