Cómo acompañar el cepillado de dientes de los niños

La habilidad de los niños de lavarse adecuadamente los dientes se desarrolla completamente alrededor de los 8 años, por ello es importante acompañarles en el lavado dental hasta esa edad. La salud bucal es una parte fundamental de la vida familiar y un componente clave para mantener la salud dental de los pequeños. Comenzar temprano con una rutina de cuidado de los dientes adecuada, supervisar y ayudar con el cepillado de los niños hasta los 8 años son prácticas esenciales para el bienestar a largo plazo.

En general, lavar los dientes de los niños es esencial para prevenir problemas de salud bucal, establecer hábitos de higiene oral adecuados, promover una sonrisa saludable y una vida libre de molestias y dolores asociados con problemas dentales.

De acuerdo con especialista de odontopediatría de Chicco, el camino hacia una sonrisa saludable comienza temprano. “Cuando los primeros dientes de leche aparecen, alrededor de los 6 meses de edad, los padres asumen la responsabilidad de la higiene dental de sus hijos. Sin embargo, es esencial recordar que la destreza necesaria para cepillar los dientes de manera efectiva suele desarrollarse alrededor de los 8 años. Hasta ese momento, la supervisión activa de los padres es crucial para garantizar una limpieza adecuada”.

En esta y todas las épocas del año, es necesario recordar que los azúcares de los dulces alimentan a las bacterias que provocan caries, lo que hace que la supervisión de los padres sea aún más relevante durante esta temporada festiva.

Para los padres, ayudar a sus hijos a mantener una higiene oral adecuada puede ser un desafío, pero Chicco te deja algunas recomendaciones para lograrlo:

  •  Usar un cepillo de dientes adecuado: Asegúrate de que el cepillo de dientes sea de un tamaño y forma apropiados para la edad del niño. Los cepillos de dientes infantiles suelen ser más pequeños y tienen cerdas suaves. También, si el niño es muy pequeño, opta por un cepillo de dientes de silicona o con cerdas extra suaves como los de Chicco.
  • Utiliza pasta de dientes: Selecciona una pasta de dientes diseñada para niños. Asegúrate de que sea segura para su ingestión, ya que es probable que los niños pequeños la traguen. Utiliza una cantidad de pasta del tamaño de un chícharo. Las pastas dentales de Chicco están formuladas específicamente para la delicada boca de los niños. No solo ayudan a combatir las bacterias responsables de la caries dental, sino que también tienen sabores agradables que hacen que el proceso de cepillado sea más atractivo para los más pequeños.
  • Enseña una técnica adecuada: Para los niños mayores de 3 años, enséñales la técnica de “cepillado de 2 minutos”. Esto implica: Cepillar los dientes superiores realizando movimientos circulares suaves. Cepillar los dientes inferiores: Haz lo mismo en la parte inferior. Cepilla la cara interior de los dientes, donde la acumulación de placa es común y cepilla la lengua.
  •  Supervisión y apoyo: Clave para asegurar que se cepillen durante al menos dos minutos y que lleguen a todas las áreas. Los niños pueden necesitar recordatorios y motivación para hacerlo de manera efectiva.  
  • Establecer una rutina: El cepillado debe realizarse al menos dos veces al día, idealmente después del desayuno y antes de acostarse. Establecer una rutina constante ayuda a los niños a incorporar el hábito del cepillado en su vida diaria.

Aunque los niños aprenden a cepillarse sus propios dientes a medida que crecen, es importante que los padres sigan supervisando y ayudando hasta que tengan la destreza necesaria, que generalmente se desarrolla alrededor de los 8 años. Esto garantiza una limpieza adecuada y previene problemas de salud bucal.

TAMBIÉN PUEDES LEER EN JUSTBE MÉXICO: Los ácaros, la verdadera pesadilla a la que hay que temer 

Comunicóloga, apasionada a los consejos y a acercar contar historias de interés, todo lo que sirva para mejorar algún aspecto de la vida. Me encanta el chisme y más si es de lo que nos entretiene en la red.