¿Cuánta tecnología es suficiente?

Cada año presenciamos al menos tres lanzamientos importantes de celulares, Samsung, Apple y Huawei están en una carrera por entregar los dispositivos móviles más avanzados y mejorarlos constantemente, además de entregar a sus usuarios tecnología más novedosa. Esto hace que tengamos en nuestras manos lo último disponible mucho más rápido que antes.

Seguramente has escuchado que nuestros celulares actuales son más potentes tecnológicamente que el Apolo XI, y es correcto, la capacidad de procesamiento, de almacenamiento y otras prestaciones efectivamente hace que nuestros equipos sean más avanzados. Ahora, eso no quiere decir que sean más relevantes.

¿Para qué estamos usando los avances?

Es claro que hay niveles de usuarios, y por supuesto que hay personas que están tratando de sacar máximo provecho de sus dispositivos y ayudan a mejorar comunidades enteras, como ejemplo, algo que ya hemos mencionado, las aplicaciones para mantener las siembras en óptimas condiciones, gastar menos agua, mejores cosechas, etc. 

Aquí nos concentramos en el usuario común, ese 95% de la población en el que nos encontramos la mayoría. Piensa en tu día a día y puedes observar un patrón, son cinco o seis aplicaciones las que estás abriendo constantemente. Facebook, correo electrónico, Whatsapp, Twitter, Tik Tok, cámara y alguna aplicación bancaria, de ahí habrá unas cuantas más que abres por lo menos una vez a la semana y luego las esporádicas. 

Más en JustBe México: ¿Qué pasó en JustBe Sports Vol. 1?

No, ninguno de nosotros está planeando un viaje a la luna en fechas recientes, a pesar de que tendríamos la capacidad de medir el momento preciso para despegar, la locación, la velocidad, etc. Lo que en realidad estamos haciendo es ver a los adolescentes bailar, a los más grandes compartir deseos y frases motivacionales, a los adultos ya no tan jóvenes divertirse con memes y a niños viendo videos.  Nada de esto es criticable, todas son actividades loables y que no serían posibles sin estos dispositivos.

Entonces, ¿cuál es el punto?

¿Es necesario estar adquiriendo tecnología nueva cada año? La respuesta podría ser no, todas esas actividades que mencionamos bien las podemos hacer con dispositivos de hace cuatro años, sin ningún problema. Hay muchos factores que se deben considerar, claro, el crecimiento económico, pero también la basura electrónica, que aunque también es cierto que las compañías cada día se preocupan más por evitar su huella de CO2 o al menos reducirla, en algún momento será demasiado material y tendremos que lidiar con ese tema.

Sería absurdo que en este espacio donde hemos hablado de todo lo positivo de la tecnología nos pusiéramos en contra de este avance. Aquí de lo que se habla es de ser responsables y no creer que una nueva cámara o un nuevo procesador va a hacernos más productivos de la noche a la mañana. Esperamos que los desarrolladores de los dispositivos vean un nuevo camino más allá de sacar un equipo cada año y poner metas más a largo plazo que en verdad ayuden a que estos avances sean visibles en el día a día de las personas.

**Corre por su iPhone 12**

Sergio Armenta
Periodista y evangelizador de WordPress, bajista de Amity, amante de los gadgets y los legos. Pumas, Lakers, McLaren.