Da Vinci Experience abre sus puertas en Plaza Carso

Da Vinci Experience, la espectacular exposición inmersiva que presenta réplicas de los inventos más asombrosos del genio del Renacimiento, así como la reproducción de sus obras emblemáticas, con ayuda de la tecnología esta de regreso.

La exhibición curada y avalada por Roberta Barsanti, directora del Museo Leonardiano en Vinci, ciudad natal del pintor, ya abrio sus puertas en Plaza Carso, en donde los visitantes harán un viaje de 360 grados para conocer el legado de Leonardo da Vinci, hombre visionario que incursionó en múltiples campos como la invención, astronomía, escultura, ingeniería, escritura y pintura, entre otros

En esta ocasión, Da Vinci Experience exhibirá 17 reproducciones de máquinas –siete piezas más que en la muestra anterior–, las cuales fueron elaboradas por artesanos italianos, con herramientas y técnicas del siglo XVI, con base en los dibujos del artista. 

“Cada uno de los modelos está hecho a mano y cuidado a detalle, de acuerdo con los modelos y funciones originales. Entre las máquinas voladoras, destacan el aliante, de cinco metros de altura; el ornitóptero, de cuatro metros de altura, diseñado para elevarse emulando el movimiento de alas de las aves; además contaremos con una espectacular réplica del tanque de guerra diseñado por Da Vinci, a través del cual pasarán todos los visitantes”, explicó Filippo Pandolfini, director general de Sensea México.

La nueva sede de Da Vinci Experience tiene una superficie superior a 1000 metros cuadrados, más del doble que la primera exhibición, que ahora incluye una experiencia doble bajo la temática de La Última Cena, en la que el público tendrá la oportunidad de interactuar y revelar la famosa imagen sobre una pantalla de ocho metros de ancho por tres de alto, a partir de sensores de movimiento de tecnología Kinect. También, podrán formar parte de esta creación de Leonardo da Vinci y posicionarse entre los 12 apóstoles representados en la pintura.

Más en JustBe México: Acer extiende su línea TravelMate P6

En la sala inmersiva el arte y la tecnología se fusionarán para llevar al espectador a un viaje sensorial, con la proyección de la obra pictórica del artista renacentista sobre pantallas de cuatro metros de altura, acompañada de un sistema de sonido envolvente de gran calidad.

Entre las pinturas representadas en Da Vinci Experience se encuentran La Anunciación, que muestra la visita del arcángel Gabriel a la Virgen María para anunciar el nacimiento de Jesús; Bautismo de Cristo, Adoración de los Magos, Virgen de las rocas, San Juan Bautista y el retrato de La Gioconda o Mona Lisa, que es considerada una de las obras más famosas alrededor del mundo.

La exposición se divide en cuatro secciones temáticas: El Túnel, que brinda un repaso histórico sobre la vida y trayectoria de Da Vinci; Sala de máquinas, con 17 réplicas a escala de inventos de agua y aire; La Última Cena, con dos experiencias interactivas de la obra más famosa del artista; y Sala inmersiva, con proyecciones 360 grados. Al final del recorrido, los visitantes tienen la opción de pasar al espacio de realidad virtual, donde podrán manejar el tanque, dirigir el tornillo volador y navegar en el bote de remos.

Da Vinci Experience puede visitarse en la planta baja de Plaza Carso (entrada por Lago Zurich 219, colonia Ampliación Granada, arriba del City Market), de lunes a jueves de 11 a 19 horas, viernes de 11 a 20 horas, sábado de 10 a 20 horas y domingo de 10 a 18 horas.

BOLETOS

  • Entrada general lunes a jueves: $140
  • Entrada general viernes a domingo y días festivos: $180
  • Adultos mayores: $120
  • Jóvenes (4 a 15 años): $120
  • Menores de 3 años: entrada libre (limitado a un boleto gratis por cada boleto pagado).
  • Da Vinci Experience realidad virtual: $35

Más en JustBe México: ¡Dale a tu papá un regalo súper cool y retro!

Hugo González
Soy periodista y Locutor. Soy uno con la fuerza y la fuerza me acompaña... Me encanta la fotografia, la radio y la producción. Soy amante del Beisbol, le voy a los Tigres y a los Dodgers y en el Fucho a mis Pumas, como no los voy a querer.