El cuidado de la salud toma relevancia durante El Buen Fin

El fin de año se acerca y con ello la temporada de compras y gastos fuertes relacionados con las festividades. Al mismo tiempo, suceden eventos comerciales como El Buen Fin que brindan opciones para prever adquisiciones a mejores precios, ya sea por descuentos directos o por la amplia variedad de opciones de pago, como son los Meses Sin Intereses. Año con año, las familias mexicanas acuden a tiendas físicas y en línea para aprovechar los diferentes beneficios propuestos por las empresas y el abanico de compras se ha ido ampliando, con la adquisición de bienes y servicios, incluidos los temas de salud.

La campaña El Buen Fin, que sucede del 17 al 20 de noviembre, incluye a prestadores de servicios de salud, un tema que debe ser considerado en los presupuestos de los mexicanos como un tema de prevención.

La salud es un activo invaluable, y someterse a exámenes médicos preventivos nos permite detectar problemas a tiempo, garantizando un bienestar duradero. Al planificar económicamente para estas revisiones, cuidamos a nuestra familia y aseguramos un nuevo año lleno de salud y tranquilidad.

Según las tendencias de consumo, la intención de compra durante El Buen Fin ha ido cambiando ligeramente con el paso de las ediciones; los electrónicos siguen siendo el objeto de compra principal en la temporada. Sin embargo, los temas de cuidado personal, donde se encuentra la salud, toman relevancia.

De acuerdo con Statista, el cuidado personal se encuentra ya en el top 10 de intenciones de compra para la temporada. El cuidado personal es parte importante del presupuesto de la temporada, en el que aprovechar descuentos y métodos de pago puede ayudar a tener una atención oportuna, como es el caso de la revisión del oído a través de una audiometría.

En un año el gasto promedio que destinan los mexicanos para atender su salud rebasa los 9 mil 500 pesos, de acuerdo con informes de la AMIS, sumar los chequeos médicos a los planes de la temporada de Buen Fin es una buena idea para prevenir y ahorrar. Además, cuidar de la salud auditiva asegura una mejor calidad de vida y la capacidad de disfrutar de los sonidos que nos rodean.

“La visita a un audiólogo es esencial para prevenir problemas auditivos a largo plazo y para detectar anomalías que pueden ser ocasionadas por el intenso estilo de vida en las grandes ciudades, donde continuamente estamos expuestos a ruidos sobre los decibeles recomendados”, comparte Catalina Bulla, audióloga de GAES México. “Un examen temprano puede detectar afecciones que, si se descuidan, podrían deteriorar la audición”, señala.

TAMBIÉN PUEDES LEER EN JUSTBE MÉXICO: Capacitación de equipos: cómo conseguir compromiso y resultados

Nos dijeron que hiciéramos la nota y henos aquí.