Llega desde NY Nathans Famous a CDMX

Virko anuncia la inauguración del nuevo local de la franquicia de Nathan’s Famous en el centro comercial Miyana en Ciudad de México en donde todos sus seguidores podrán vivir la experiencia neoyorkina en un exclusivo lugar.

Nathan’s Famous nació en 1916 en Coney Island, Nueva York, creado por Nathan Hardwerker con la receta secreta de su esposa. Al día de hoy Nathan’s Famous se ha convertido en una “institución neoyorquina” conocida por todo el mundo por sus deliciosos hot dogs, que han recibido múltiples premios y elogios de la crítica.

“Estamos muy emocionados de traer el sabor auténtico de Nathan’s Famous a México a través de Virko y compartir nuestra pasión por la comida con los mejores clientes del mundo, los mexicanos. Esta inauguración marca el comienzo de una nueva aventura para nosotros y podemos asegurar que ofreceremos productos de alta calidad y un servicio excepcional a nuestros clientes.” comentó él Director Comercial de Virko.

Nathan’s Famous está listo para desatar una explosión de sabor y estilo con la apertura de su nuevo local. Advierte a sus seguidores que deberán prepararse para saborear la auténtica experiencia Nathan’s mientras disfrutan de la amplia variedad de productos, desde el icónico Chili Cheese Dog hasta el delicioso Bacon Cheddar Cheesy sin olvidar las deliciosas Milkshakes y las irresistibles Bacon Ranch Fries. Además, el ambiente acogedor y moderno del local los transportará a las vibrantes calles de Nueva York.

Famous Nathan’s estará abierto para todo el público a partir del 23 de marzo en Miyana Comercial ubicado en Av. Ejército Nacional Mexicano 769, Granada, Miguel Hidalgo, 11520 Ciudad de México, CDMX.

TAMBIEN PUEDES LEER EN JUSTBE MÉXICO: Reyes de la Calle, el torneo de baloncesto que reunira a los mejores de la ciudad

Soy periodista y Locutor. Soy uno con la fuerza y la fuerza me acompaña... Me encanta la fotografia, la radio y la producción. Soy amante del Beisbol, le voy a los Tigres y a los Dodgers y en el Fucho a mis Pumas, como no los voy a querer.